Las mentiras de los agentes de recobros

Los fondos buitre y las empresas o departamentos de reclamación de deudas tienen como principal objetivo intentar ASUSTARNOS, no debemos entrar en su juego. En este artículo desmentimos algunos de los argumentos que más usan cuándo contactan para reclamar pagos.

A la mayoría de personas las palabras embargo, demanda, juicio, costas judiciales, deuda, ficheros de morosos les provocan asiedad, miedo y vergüenza. Son términos que utilizan de forma constante los empleados de departamentos de reclamación de bancos y financieras, también quienes llaman desde empresas "buitre" o empresas de recobro. En este artículo vamos a desmentir muchas de las falsedades que utilizan habitualmente.


Estos impresentables que llaman, tienen perfectamente estudiado que decir y cuándo decirlo, para intentar que la persona que se encuentra al otro lado del teléfono se someta a su voluntad y haga todo lo posible por pagar lo que le pidan, sin pensar ni resistirse (se aprovechan del desconcimiento, la vergüenza, el agobio y el miedo de su interlocutor).


Para empezar, la mayoría de las veces el importe que exigen no se corresponde con la realidad legal, no es lo que realmente se debe. En muchas ocasiones incluso son ellos quienes deben al cliente y aún así le siguen reclamando dinero, ya que muchas deudas vienen de productos ilegales, nulos. También existe la posibilidad de que se deba algo, pero mucho menos de lo que nos exigen, tras eliminar intereses usurarios, comisiones abusivas y otras cláusulas ilegales.


Habitualmente a estos personajes que llaman reclamando, solamente les importa sacar todo el dinero posible a las personas que acosan, incluso sabiendo que están reclamando algo que no es legal o que no corresponde.


La inmensa mayoría de las veces la cantidad que te están reclamando es muy superior a la que legalmente debes.


Nosotros podemos revisar sin coste y sin compromiso, cualquier deuda financiera o bancaria que te estén reclamando, para asesorarte sobre la mejor estrategia a seguir o incluso inciar procesos de reclamación contra las entidades que puedan estar acosándote.


Contacta con nosotros


Dicen que te embagarán todos tus bienes:

Ellos no son nadie para embargar nada, si quisieran intentar la vía del embargo tendrían que acudir al juzgado y demandarte, además tendrían que ganar la demanda (pierden habitualmente debido a las irregularidades en que incurren). Un proceso judicial no es rápido, les puede llevar desde unos cuántos meses hasta años, sobre todo si te defiendes. Incluso si consiguieran una sentencia que te condene a pagarles (habría que verlo), se abriría un plazo de pago voluntario, tras el cual, en caso de llegar al embargo, este podría levantarse pagándolo.


Además, no todo es embargable. Si recibes un salario, incluso aunque un juez decrete un embargo contra ti, hay una gran parte que es inembargable (salario mínimo interprofesional) y del resto del sueldo solamente pueden quitarte un porcentaje (dependiendo de las personas que tengas a cargo y de otras consideraciones, incluso habría menos parte embargable del salario).


Por otra parte, si no tienes bienes a tu nombre, no podrán embargarte y la entidad que te reclama no podrá cobrar, este es otro motivo habitual por el que centran sus esfuerzos en el acoso mediante llamadas y mensajes en lugar de demandar. En ocasiones este es un factor a tener en cuenta, se puede calcular cuánto podrían quitarte realmente, tus necesidades básicas y las de tu familia están por delante de cualquier energúmeno que te reclame una deuda, nunca se debe ceder a la presión y darles un dinero que deberías destinar al pago de hipotecas, suministros, alimentos, etc... esto podría desencadenar problemas mucho más graves y afectar a tu futuro o al de tus seres queridos.


Dicen que te llevarán a juicio y tendrás que pagar las costas:

Para que tengas que pagar costas, primero tendrías que perder y además el juez considerar que eres merecedor de que se te impongan dichas costas. Ellos generalmente no quieren demandar porque saben que hay muchas cosas que les pueden salir mal en un proceso judicial, pero si que utilizan este argumento para asustar e incluso envían cartas en las que hacen ver que "mañana se va a presentar demanda contra ti", cartas con modelos de demanda y cosas parecidas. Quien te quiere demandar, te demanda tras alguna reclamación amistosa, pero no se dedica a amenazarte sistemáticamente con una demanda que probablemente nunca llegará.


Si recibes una demanda de algún banco o financiera, siempre es buena idea defenderse, si no te defiendes salen ganando ellos. Nunca dejes de recoger una demanda cuándo te la notifiquen. Nosotros podemos defenderte, recoge la demanda y envíanosla por email, bien escaneada, junto a todos sus anexos, para que podamos estudiar tu defensa, la oposición a la demanda. Al enviarnos demandas, indica siempre en que fecha exacta la recogiste, para que podamos calcular los plazos que tenemos.


Contacta con nosotros


Dicen que te meterán en la cárcel por no pagar:

Nadie va a la cárcel por una deuda económica, hablar de cárcel es solamente otra de sus sucias mentiras para asustar, las deudas no tienen implicaciones penales, son reclamaciones civiles que se saldan en términos económicos únicamente.


Dicen que un juez irá a tu casa con la policía:

Esta es otra falacia habitual, otra muestra de que los departamentos o personal de recobros se aprovechan del desconocimiento de la gente. Ningún juez ni ningún policía va a personarse en tu casa por una deuda económica, como decíamos deber dinero no es un delito, no es un tema penal sino civil.


Dicen que vas a pagar el doble a causa de los intereses de demora:

Otra de las patrañas habituales, la justicia pone límite al tipo de interés aplicable por este concepto. Además, si se tratase de un préstamo o tarjeta de crédito NULO (cosa muy habitual), todos los intereses, comisiones, penalizaciones y recargos quedarían anulados junto al contrato.


Dicen que le dirán a todo el mundo que debes dinero:

Divulgar tu situación de morosidad a terceras personas constituye un delito y atenta contra tu derecho al honor. Si la empresa o departamento de recobros actúa divulgando esta situación (carteles, llamadas, mensajes, etc... a terceros), podrías denunciarles.


Dicen que te inscribirán en un fichero de impagados:

Si te amenazan con incluirte en registros de "morosos" como ASNEF, EXPERIAN o similar (o si ya lo han hecho), es muy posible que se puedan tomar medidas en contra ello, ya que las inscripciones de este tipo, cuándo se trata de datos inexactos o de deudas de origen ilegal, son irregulares y pueden dar origen a reclamaciones judiciales por daños.


Contacta con nosotros


No actúes movido por el miedo o el agobio, que no te dobleguen, no hagas inmediatamente todo lo que ellos digan sin antes, al menos, haber considerado todas las opciones. Consulta siempre con un profesional, especialmente en caso de deudas que vengan de tarjetas de crédito, préstamos revolving, créditos rápidos, préstamos personales y similares, que suelen contener condiciones ilegales y ser anulables.